Espejos para baños, opciones para un mismo espacio

Los encontramos en todas partes de nuestro hogar, pero los espejos para baños son, sin duda, imprescindibles. Pero, muy pocas veces les das la importancia necesaria a la hora de decorar tu hogar y, más concretamente, tu cuarto de baño. Ya que, no solo son elementos decorativos, también aportan luz y sensación de amplitud a tu aseo. Por ello, a continuación te desvelamos los secretos que nunca nadie te ha contado sobre los espejos para baños. No te los pierdas o te arrepentirás.

Formas de los espejos para baños

Si te decides por un espejo de formas redondas, este aportará un toque de romanticismo si lo acompañas de un marco decorativo. Por su parte, si lo escoges sin marco dotará a tu baño de un aspecto sesentero.

También, debes tener claro que el uso de espejos es una manera de jugar con la dimensión y el volumen. Los de forma ovalada y redonda son más decorativos que los cuadrados y rectangulares, que ayudan a ampliar y estilizar el ambiente. Por eso, solo debes colocar espejos redondos en baños de gran tamaño.

espejo redondo para baños amplios

El espejo de forma cuadrada es ideal para estancias medianas y pequeñas. Quedan ideales en baños cuyos muebles están colgados, sin importar su estilo, ya que puedes adaptarlos tanto a un baño juvenil como a uno mucho más clásico.

La mayor parte de la gente, por norma general, suele optar por un espejo rectangular. Esto, no lo hacen por mera casualidad, ya que resulta una de las opciones más versátiles y cómodas.

Por este motivo, su manera de colocarlo está estrechamente relacionada con el objetivo que busques a la hora de poner un espejo en tu baño. Por eso, en baños que no son muy anchos, lo que tendrás que hacer es colocarlo en vertical, ya que así dejarás una mayor cantidad de espacio vacío por los laterales, generando amplitud al baño.

Espejos para baños

Lo más habitual es que se cuelguen en la pared directamente, justo sobre el lavamanos. De hacerlo así, es importante la altura a la que vas a colocarlo. Aunque, es cierto que la distancia entre el espejo y el lavamanos puede cambiar dependiendo del tamaño del primero.

Pero, por norma general, hay una norma no escrita que dice que la parte de arriba del espejo tiene que estar a una altura aproximada de dos metros del suelo. Así, te aseguras que cualquier persona, sin importar su altura, puede verse bien en él.

La tradición dice que los espejos deben colgarse. Pero, las nuevas líneas de decoración apuestan también por no colgarlos. Por ello, cada vez es más habitual apoyarlo sobre la encimera, justo detrás de la grifería.

De esta manera, el baño coge un aspecto más juvenil e informal, al estar apoyado sobre el lavamanos. Se trata de una solución muy creativa, que de manera muy fácil renueva un baño tradicional, convirtiéndolo en uno moderno adaptado a la más moderna decoración.

Tipos de espejos para baños

También, puedes apostar por un espejo que incluya una repisa. Una muy buena alternativa si lo que quieres es ahorrar espacio, ya que muchos lavabos no disponen de mueble y esta es una muy buena opción para almacenar.

espejo cuadrado con repisa

Los espejos con armario incluido nunca pasarán de moda, ya que ahorran mucho espacio en cuartos de baño pequeños y resultan muy funcionales. Aunque, creas que se trata de una solución muy anticuada no es así, puesto que cada vez surgen diseños más modernos y llamativos.

Nuestros trucos no te han dejado indiferente, estamos seguros. Pero, si te has quedado con algún tipo de pregunta, no dudes en consultarnos. Y aquí tienes un consejo extra, elige el que más te guste y se adapte a tu estilo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *